Soldadura por Inducción

La tecnología de calentamiento por inducción está reemplazando cada vez más el empleo de hornos y sopletes de flama abierta como fuentes de calor en el proceso de brazing. Son muchas las razones que explican esta popularidad creciente:


5

La inducción genera calor localizado en el interior de los metales base, es un proceso en el que los metales a unir nunca tocan ninguna flama, lo que evita su deformación y a su vez mejora la calidad del producto en un proceso muy repetible, el brazing por inducción permite también que los operadores visualicen el proceso, lo cual es difícil de realizar usando soplete. Esa característica, junto con el calentamiento localizado, minimiza el riesgo de sobrecalentamiento que es el causante de la presencia de uniones frágiles.


4

El brazing por inducción logra uniones muy fuertes y a prueba de filtraciones y es muy versátil. Puede unir una amplia gama de metales como Cobre, Acero, Latón, Aluminio, Acero Inoxidable, Hierro, Niquel, Carburos, etc. en gran variedad de formas y tamaños, y como el brazing no funde los metales base, es ideal para unir metales con temperaturas de fusión diferentes. También se pueden realizar brazing en atmósfera controlada cuando es necesario mantener la pieza completamente libre de oxidación.


Luzars, Brazing por inducción


Luzars, Pistola portátil para brazing


Si usted desea unir cualquiera de estos materiales, entonces en Luzars ciertamente tenemos la posibilidad de crear una solución de brazing por inducción que se adapte a sus necesidades puntuales.